El Proceso de Fundación, 1902-1935

El Proceso de Fundación, 1902-1935

¿Cuándo se fundó la Universidad de Chile? Puede parecer una pregunta innecesaria, ya que cada año se conmemora una fecha poco cuestionada: el 24 de mayo de 1927. Ahora bien, desde nuestra perspectiva, ese día no comienza la “U”: al igual que la gran mayoría de los clubes de fútbol en nuestro país, la Universidad de Chile vivió un “proceso” de fundación. Para explicar esto, damos como punto de inicio la fundación del Internado F.C. en 1902 y como término la instauración del Club Deportivo de la Universidad de Chile en 1935: en los 33 años que abarcan estos dos hechos, encontramos un sinfín de instituciones como clubes de fútbol, deportivos, organizaciones estudiantiles o universidades que interactuaron entre ellas y de forma autónoma para dar como resultado a la “U” que conocemos hoy en día. Demás está decir que esos cambios y procesos no terminaron en 1935, sino que continuaron durante mucho tiempo más. En base a estos elementos, en el siguiente período buscaremos explicar y caracterizar el proceso de fundación del club, haciendo una aclaración: el hecho de que hayan sido muchas agrupaciones las que intervinieron o que fueron parte de este asunto, no significa la inexistencia de una columna vertebral. Sin lugar a dudas, todo partió a través del Internado F.C., que es la primera versión de lo que hoy conocemos como Universidad de Chile.

Para comenzar, los años que abarcan desde 1902 hasta 1935 fueron esenciales para la historia de nuestro país. El contexto que engloba el proceso de fundación de la “U” tiene como eje principal un fenómeno que partió en esta época y se mantiene hasta nuestros días: el rol social de los estudiantes universitarios y su inclusión como actor político, sobre todo de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh). Nuestro país estaba ad portas de conmemorar los 100 años de la Primera Junta de Gobierno en condiciones deplorables: la “cuestión social”, expresada en la insalubridad y el trabajo semi-esclavo; sumado a la desconfianza existente hacia una clase política inoperante y deslegitimada, habían provocado el fuerte rechazo desde el mundo popular y la intelectualidad hacia a una elite oligárquica que no solucionaba estas complicaciones. Desde su visión, para las clases dominantes existían dos tipos de problemas: “los que se solucionan solos y los que no tienen solución”, por lo que el país comenzó a transformarse en un caldero que tardó poco en estallar. En este sentido, el rol de los estudiantes comenzó a ser fundamental para enfrentarse a las autoridades durante al menos dos décadas.

Es aquí cuando los estudiantes de la Universidad de Chile adquirieron un rol relevante. Motivados por las ideas anarquistas y socialistas, la FECh se fundó en 1906 para convertirse en un actor crítico frente a las distintas autoridades, incluidas las de su misma casa de estudios, y no era para menos ante el desorden institucional existente: de los gobiernos oligárquicos y completamente ajenos a la realidad del país, se pasó al convulsionado mandato de Arturo Alessandri en 1920, que finalmente fue derrocado a mediados de esa década por un golpe militar liderado por Carlos Ibáñez del Campo. Exacerbando las tensiones sociales durante su dictadura, el general no logró superar las repercusiones de la crisis económica de 1929, ni el rechazo de estudiantes y trabajadores. Ya en los años 30’ se alternaron distintos gobiernos, incluyendo la República Socialista de 1932, que duraron poco tiempo hasta el retorno del exiliado Alessandri que logró devolver la estabilidad, a través del autoritarismo y las matanzas de trabajadores, en su segundo mandato. En este convulsionado contexto, el deporte se fue constituyendo como una buena herramienta para los estudiantes universitarios, sobre todo en las dos casas de estudio más antiguas de nuestro país: la Universidad de Chile y la Universidad Católica.

 

Ahora bien, para comprender de mejor forma el proceso de fundación del club dentro de esta época, debemos tomar en cuenta cuatro actores: el Internado F.C., la Federación Universitaria de Deportes, el Club Atlético Universitario y el Club Náutico Universitario. Para no enredar la explicación de un proceso que es complicado en sí, partiremos por caracterizar, por un lado, el equipo de fútbol Internado F.C. y algunos antecedentes del fútbol universitario y, por otro lado, lo que fue el desarrollo de los clubes deportivos dentro de las casas de estudio. De esta forma, se hará más comprensible la interacción que alcanzaron los distintos actores que conformaron al Club Deportivo de la Universidad de Chile. Eso sí, antes de comenzar debemos hacer una aclaración: lo que desarrollaremos a continuación implica a los estudiantes de la Universidad de Chile y no a la casa de estudios en sí misma. Básicamente, el impulso del deporte no fue por la universidad como institución, sino que nació de sus propios estudiantes quienes comenzaron a forjar clubes y establecimientos que se dieron “dentro de” la casa de estudios. Tuvieron que pasar varios años para que se diera un reconocimiento efectivo por parte de las autoridades de la universidad hacia los clubes deportivos que existían en ella. Así, el deporte se consagró por iniciativa propia del movimiento estudiantil, porque fueron los estudiantes quienes lo impulsaron.

 

Tomando en cuenta esto, partamos por el Internado F.C. Los antecedentes de este equipo los encontramos en 1896 cuando se fundó el Instituto Nacional Football Team: este equipo es recordado como el primer club escolar fundado e integrado exclusivamente por chilenos. Al año siguiente este grupo cambió su nombre por Internado Nacional F.C., debido a que todos sus integrantes tenían la condición de internos en el Instituto Nacional. Tiempo después esta separación se formalizó con la fundación del Internado Nacional Barros Arana (INBA): no sólo esto, sino que el antiguo equipo de internos del Nacional pasó a constituirse como Internado F.C., el 20 de mayo de 1902, el día de su fundación. Constituido ya como club, en 1905 dejó las competencias inter-escolares al integrarse a la Copa Municipal de la Asociación Arturo Prat (AAP), logrando ser campeones en los años 1907 y 1910. Gracias a estos éxitos y el buen juego mostrado por el equipo, a partir de 1911 surgió la idea de integrar al Internado F.C. a la Asociación de Football de Santiago (AFS), buscando dejar atrás las competiciones estrictamente estudiantiles y así adentrarse en nuevos horizontes. La resolución por parte del club fue salomónica, ya que, finalmente, se formaron dos ramas de la institución: una se mantuvo en las competiciones escolares, en la AAP, y otra que entró en la AFS como brazo universitario.

Durante este mismo período, de la mano con este desarrollo del fútbol, también encontramos otros equipos dentro de la AAP que es importante mencionar, sobre todo por sus vínculos con la Universidad de Chile y que compartieron con el Internado F.C. Aquí se dieron algunos de los primeros equipos de fútbol universitario como el Instituto Pedagógico F.C., fundado en 1902, y otro club fundado por exalumnos del INBA en la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile en 1903. La importancia de estos equipos radica en que fueron los primeros clubes universitarios, surgidos espontáneamente por impulso de los estudiantes de la casa de estudios. Ambos equipos, en conjunto con el Internado F.C., participaron dentro de la competición estudiantil durante la primera década del 1900. Sumado a esto, la selección formada en 1908 en la Universidad de Chile la cual incluía ex alumnos del INBA fue la que organizó el primer clásico universitario, cuando se enfrentó a un conjunto conformado por estudiantes de la Universidad Católica el 14 de noviembre de 1909, compromiso que terminó con un empate 3-3.

Retomando el desarrollo del Internado F.C., este equipo comenzó una buena cosecha de resultados en las competiciones donde participó desde la creación de su rama universitaria. Entre 1911 y 1927 logró obtener seis títulos: tres de la Serie B de la Copa Unión de la Asociación de Football de Santiago;  dos de la Copa Chile de la Asociación de Football de Santiago; una de la Sección Uruguay de la Copa Chile de la Asociación de Football de Santiago y un sub-campeonato de la Copa Chile de la Asociación de Football de Santiago. Ahora bien, sumado a esto es importante hacer un alcance: no debemos olvidar que este equipo estaba compuesto por alumnos del Internado Nacional, por lo que posteriormente todos ellos continuaron sus estudios en las dos universidades más importantes en esos años, o sea, la Universidad de Chile y la Universidad Católica. Esto es importante tenerlo en cuenta porque, a partir de ahí, estos mismos estudiantes continuaron con sus actividades deportivas siendo parte de nuevas instituciones o a través de la creación de nuevos clubes, algo fundamental para entender el desarrollo de este club sobre todo dentro de la Universidad de Chile.

Primera selección Universitaria, 1909

Paralelamente al desarrollo del fútbol entre los colegios y universidades, dentro de las casas de educación superior comenzó un auge del deporte. La primera agrupación orgánica que logró impulsar a las distintas instituciones que surgían en esos años fue la Federación Universitaria de Deportes (FUD): nacida en 1919, aunque recién institucionalizada en 1923, tenía por finalidad organizar las manifestaciones deportivas de las distintas facultades a través de torneos internos, inter-facultades, competencias inter-universitarias o con clubes y/o asociaciones externas a las casas de estudio. De esta forma, aquí encontramos el principal antecedente de lo que posteriormente fue el Club Deportivo de la Universidad de Chile, como continuación de la FUD: esta institución veló de forma autónoma, sin el apoyo de la universidad, por desarrollar las distintas ramas deportivas existentes dentro de la casa de estudio, como la natación, el atletismo, el fútbol, el tenis, etc. Dentro de esta estructura surgieron dos clubes cardinales en la construcción de la “U”: el Club Atlético Universitario (CAU), fundado en 1922, y el Club Náutico Universitario (CNU), surgido en 1926.

Equipo federación Universitaria 1923

 

Aquí surge una pregunta: ¿en qué momento y por qué se ligan el Internado F.C., la FUD, el CAU y el CNU? Esto ocurre recién en el año 1927, cuando el Internado F.C. buscó entrar a la Liga Central de Football de Santiago (LCF), fundada por la reunificación de diversas entidades rectoras del fútbol capitalino, entre ellas la AFS mencionada anteriormente. Aquí apareció una limitación para el Internado F.C.: la LCF exigió al club fusionarse con el CAU y el CNU para concretar su ingreso a la liga. De esta forma, en los salones de El Diario Ilustrado, se fundó el Club Universitario de Deportes (CUD), surgido de la unión del Internado F.C., el CAU y el CNU, con el apoyo de la Federación Universitaria de Deportes. Esta fecha es considerada por la historia oficial como el inicio de lo que hoy conocemos como la “U”, pero, tomando en cuenta los escritos de la época, podemos cuestionar esta afirmación: según la prensa de aquellos días, en ese momento no nació un club diferente, sino que simplemente el Internado F.C. cambió de nombre al convertirse en la rama de fútbol del CUD. No sólo eso, sino que en una entrevista dada al diario La Nación en 1928, el presidente del Internado F.C. Arturo Flores, indicó que el CUD ya tenía 25 años, tomando como referencia la fundación del club nacido en el INBA durante 1902.

 

 

Independiente de esto, aquí partió algo significativo, ya que el primer partido de fútbol del CUD fue en 1928 contra Unión Condell, siendo la presentación en sociedad del escudo característico del club: el chuncho, cuyo origen era la insignia del CNU. Ahora bien, esto no fue el fin de este proceso. El día 3 de diciembre de 1930, el CUD se refundó al integrar dos nuevas organizaciones: la Federación Deportiva de la Universidad de Chile y la Federación Deportiva de la Universidad Católica. De este modo, el Club Universitario se transformó en la institución característica de los estudiantes de educación superior de la época, agrupando dentro de sus filas las ramas deportivas de las dos casas de estudio más grandes de nuestro país. De la mano con esto y con algunos resultados variantes en las distintas Series futbolísticas de la AFS, en 1935 se produjo la configuración definitiva de la “U”: por un lado, los estudiantes de la Universidad Católica pertenecientes al CUD dejaron la institución para fundar, dos años después, el Club Deportivo de la Universidad Católica; por otro lado, desde la Universidad de Chile comenzaron a adentrarse en esta atractiva institución: el rector de esa época, Juvenal Hernández (1933-1953), creó el Consejo de Deportes, que pasó a integrar y representar formalmente a la casa de estudios dentro del CUD. 

  Plantel 8 de abril 1938

 

A través de estos dos hechos, la migración de los estudiantes de la Universidad Católica y la integración de Universidad de Chile como institución al CUD, es que comenzó a concluir el proceso de fundación de la “U”. Esto lo planteamos porque es en ese momento cuando el club que comenzó a configurarse con el Internado F.C., al que posteriormente se integraron las organizaciones deportivas universitarias y que después abandonaron los estudiantes de otras universidades, pasó a ser, institucionalmente, parte de la Universidad de Chile al transformarse en su Club Deportivo, que llegó a integrar 25 ramas donde, sin lugar a dudas, la de fútbol fue la más relevante. Como hemos podido ver, el proceso de fundación de la “U” parte con el Internado F.C. que gradualmente se fue integrando a la Universidad de Chile a través de distintos medios, pero por exigencias más bien legales y no tanto por un impulso de la misma universidad o por voluntad de este club: de hecho, vimos que hasta 1934 la ingerencia de la casa de Bello era prácticamente nula dentro del deporte universitario y mucho menos dentro del fútbol. De esta forma, al adentrarnos en la historia de la “U” podemos ver un inicio claro: el 20 de mayo de 1902, día en que se funda el Internado F.C.