La U podría convertirse en Sociedad Anónima para toda la eternidad

26 Oct , 2017 Noticias

La U podría convertirse en Sociedad Anónima para toda la eternidad

El presidente de la Corfuch, Lino Díaz, busca convertir la corporación en una S.A.D, buscando pagar las deudas que sostenían desde su quiebra

En mayo de 2006 la Corte de Apelaciones de Santiago decretó la quiebra de la Corporación de Fútbol de Universidad de Chile (Corfuch), y al año siguiente se le entregó la concesión de sus derechos federativos y patrimoniales a la sociedad anónima Azul Azul.

A más de 10 años de ese hecho, el presidente de la aún activa Corfuch, Lino Díaz, pretende convertir a la Corporación en una Sociedad Anónima Deportiva Profesional (S.A.D.P.), según indicaron los ex socios del organismo, buscando pagar todas las deudas que tenían con sus acreedores y que no corresponden a la responsabilidad con la que se comprometió Azul Azul.

“Hacemos un llamado a todos los socios de la Corfuch a unirse y organizarse, a estar atentos a los llamados que se harán en los próximos días; asimismo, al directorio de la Corfuch, a cumplir su mandato, es decir, a hacer valer la voluntad de los socios“, indica un comunicado compartido por los ex socios, quienes serían los principales afectados ante la medida.

La solicitud fue ingresada el 21 de agosto en el 7º Juzgado Civil de Santiago, por el abogado Gonzalo Cisternas quien, mandatado por Díaz, busca terminar con la insolvencia de la Corporación. Sin embargo, y según explica el abogado Claudio Escudero, si esta disposición se decreta, los ex socios perderían o disminuirían el derecho a integrarse a la nueva Sociedad Anónima, cuando la concesión de la actual administradora termine en 2037.

“Es claro que la idea de Díaz es pagar a los acreedores que aún tiene la Corfuch con acciones de la nueva Sociedad Anónima Deportiva. Entonces, por ejemplo, si yo soy acreedor y me deben 30 millones, me transfieren ese dinero en acciones y yo pasaría a ser uno de los accionistas (dueños de esa S.A) y eventualmente tener la mayoría de decisión y por tanto los actuales socios de la Corfuch perderían o disminuirían sus derecho”, indica Escudero.

En una sesión ordinaria de la Corporación en 2006 se votó por la figura jurídica que se adoptaría ante la inminente quiebre del club, específicamente en el teatro California en Ñuñoa. Entre las opciones la única que se rechazó rotundamente fue la figura de la Sociedad Anónima Deportiva, y la ganadora fue la de Fondo de Deporte Profesional, en una votación donde también era alternativa disolver la Corfuch.

Por tanto, y según el abogado Escudero, “esta solicitud (de Lino Díaz) incumpliría un acuerdo del seno de la Corfuch para pagar esas deudas que quedan. Esto cambia las reglas del juego y perjudica a los socios directamente”.

El contrato de concesión de Azul Azul sobre la Corfuch está estipulada por 30 años, y es prorrogable por 15 años más, lo cual podría llegar hasta 2052. Para ese año, la Corporación recibiría el equipo de vuelta pero como una figura jurídica que acompañaría a la U durante toda la eternidad.


Comments are closed.